­
Conferencia DYA
DYA. La Academia y Residencia en la historia del Opus Dei
El pasado martes 31 de enero, la Asociación de Cooperadores del Opus Dei organizó, conjuntamente con la Asociación Cultural Zayas, una Conferencia impartida por el Prof. Dr. D. José Luis González Gullón (Sacerdote e historiador, miembro del Instituto Histórico San Josemaría Escrivá de Balaguer), titulada: “DYA. La Academia y Residencia en la historia del Opus Dei”.
En el salón habitual de la Asociación D. José Luis realizó un recorrido histórico pormenorizado y preciso desde el año 1928, fecha de la fundación del Opus Dei, hasta mediados de julio del 36, fecha en la que comienza la guerra civil española. Periodo en el que se desarrolla “La Academia y Residencia DYA”. 
Comenzó su recorrido en el Patronato de Enfermos de las Damas Apostólicas. En 1928 San Josemaría funda el Opus Dei, cuyo mensaje principal es la santidad en medio del mundo. San Josemaría “vió” un mensaje y unas personas al servicio del mensaje, sólo hombres. El fundador busca otras cosas que puedan ser semejantes a lo que él ha visto, pero Dios le hace ver que no tiene que buscar más. 
En 1930 viene la fundación de la Sección Femenina, en la que no hay nada nuevo, pero si que habrá también mujeres. En estos momentos, San Josemaría cuenta en la Obra con un estudiante de Arquitectura, un Sacerdote e Isidoro Zorzano. Posteriormente llega la quema de conventos, en la que durante siete horas se “deja hacer” sin que la policía intervenga, con la consigna de no tocar a las personas. Se trataba de conseguir la separación Iglesia-Estado. También llegan los primeros sacerdotes y las primeras mujeres. 
En esta época dan clases de Formación Cristiana en el Asilo de Porta Coeli y clases de Catecismo, los domingos por la mañana, en la barriada de Tetuán. Como la asistencia de chicos adquiere un cierto volumen y como mejor forma de poder atenderlos, llega el momento de la Academia DYA, que surge no como Asociación, sino como entidad civil y en la que San Josemaría era el capellán. Relató con cierto detalle las “penurias” económicas para sacarla adelante. Es el momento de la publicación de Consideraciones Espirituales (precursor de Camino).
 
JL GG
Como el número de chicos que acudían por la Academia empezaba a ser considerable, San Josemaría se planteó la necesidad de buscar una Residencia. De ahí surge Ferraz, en el nº 50 de dicha calle. De nuevo San Josemaría se ve en la necesidad de buscar dinero (dar sablazos) para sacarla adelante con la ayuda de unos pocos miembros de la Obra. En febrero de 1936 gana la izquierda las elecciones. El Ambiente de la calle se enrarece, en contraste con el buen ambiente de la Academia. En julio del 36 comienzan el traslado a la nueva Residencia de Ferraz 16. 
El asalto al cuartel de la montaña (situado enfrente de la Residencia), con la muerte de un centenar de personas hace que San Josemaría tenga que salir disfrazado con un “mono” de trabajo. Lo mismo ocurre con los chicos que le acompañan.
Fue una magnífica y simpática exposición, acompañada de fotografías, gráficos y algún video de la época, que todos seguimos con gran atención.
Al final hubo un turno de preguntas y por último firmó ejemplares del libro durante un buen rato.
 
 
­

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información